7 de jun de 2010

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
(Juan 14:1).
El aclamado predicador Británico J. H. Jowett creía que la paz interior viene, no de circunstancias tranquilas, sino de un corazón no perturbado. Jowett dijo: "Si escucháramos a 100 personas repitiendo la oración: "No se turbe vuestro corazón", descubriríamos que 99 de ellas ponen el énfasis en la palabra turbe... Yo me inclino a pensar que el propósito era que el énfasis se hiciera en la palabra corazón... El corazón ha de vestirse de una serena soberanía, aún cuando el infierno esté tocando y alborotándose en sus mismas puertas".
Las perceptivas palabrasde Jowett me hicieron preguntarme si estoy gastando más energía tratando de evitar dificultades que dejando que me ayuden a conocer mejor a Cristo. Si es así, voy camino a la frustración y al fracaso.
Jesús dijo a sus discípulos: "No se turbe vuestro corazón" (Juan 14:1). Esto había de prepararlos para el negro día de su crucifixión. Él sabía que ellos podrían pasar la tormenta sólo si confiaban en él a pesar del aparente triunfo del mal.
Hoy podemos centrarnos en los problemas que hay en el mundo y en nuestras vidas, o podemos centrarnos en la victoria que tenemos en Cristo porque a su muerte le siguió su resurrección. Esta maravillosa realidad da un nuevo significado a sus palabras. "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33).
CUANDO MANTENEMOS NUESTROS PENSAMIENTOS EN DIOS, ÉL NOS DA PAZ MENTAL.
Citas Bíblicas:
Juan 14:1→ No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
Juan 16:33→ Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Nenhum comentário: